Cómo dar un masaje erótico a tu pareja

Los momentos de intimidad con tu pareja puede resultar muy intensos si se experimentan nuevas sensaciones. Hay que salir de la rutina y probar cosas que conduzcan a una excitación más profunda y ayude a incrementar la comunicación con la pareja. Así que vamos a sugerirte a que pruebes a dar un masaje erótico a tu pareja.

Esto es algo muy sencillo, pero si no tienes idea de cómo comenzar, vamos a enseñarte cómo hacer un masaje erótico a tu pareja y que lo disfrutéis los dos. Lo primero es el espacio. Puedes hacerlo en tu dormitorio, pero te proponemos darle un extra al momento. ¿Qué tal reservar una habitación en un love hotel en Barcelona?

Masaje erótico a pareja

Trucos para el masaje erótico

Este es uno de los trucos para dar un masaje erótico a tu pareja. Reservar una habitación por horas en Barcelona en un hotel erótico. Esto permite tener la intimidad y la tranquilidad necesaria para que nadie moleste y la relajación sea mayor.

Si quieres saber cómo sorprender a tu pareja en Barcelona, te vamos a contar un secreto. En una de estas habitaciones se puede disfrutar de una bañera de hidromasaje para dos, para comenzar a relajar el ambiente. Una vez ya relajados, la pareja puede situarse sobre la cama. La persona que va a recibir el masaje se ha de tumbar desnuda, boca abajo. La persona que va a ofrecer el masaje erótico, también ha de estar desnuda.

Hay que contar con aceite para masajes. Las manos han de recorrer la espalda y masajear cada poro de la piel. Las manos han de bajar y llegar hasta los pies, suavemente y siguiendo un recorrido que vaya de arriba abajo.

Una vez se ha realizado el masaje por la parte posterior, la persona que recibe el masaje se ha de girar y ponerse boca arriba. Las manos han de comenzar también desde arriba e ir bajando. Pero hay que tener en cuenta que se pueden detener más tiempo en cualquier lugar… y disfrutar junto a la pareja de ese momento tan intenso.

El masaje se puede realizar con la persona tumbada y con los ojos tapados. Eso hará que el contacto con la piel sea más intenso y se note con más fuerza. Con ello, el masaje será mucho más satisfactorio y ofrecerá un momento para la pareja difícil de olvidar.